El Grupo de Electricidad de Vietnam (EVN) dedica actualmente empeño en ahorrar energía en las plantas termoeléctricas y buscar fuentes suministradoras de carbón que garantizan las funciones de esas centrales.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)

Tal esfuerzo tiene como objetivo asegurar el suministro de electricidad a la nación ante las consecuencias de las torrenciales lluvias en la provincia norteña de Quang Ninh, las más severas durante los últimos 40 años, que interrumpen las operaciones de distintas minas.

De acuerdo representantes del EVN, las grandes inundaciones en las ciudades de Ha Long, Cam Pha y Mong Cai y los distritos de Van Don, Hoanh Bo, Tien Yen, Dam Ha y Hai Ha y el deslizamiento de tierras en varias vías de comunicación entorpecen el transporte de carbón desde los yacimientos a los puertos.

Esta circunstancia obligó a suspender todas las actividades concernientes de la zona del distrito Hon Gai- Cam Pha, afectando así el suministro del mineral para las plantas termoeléctricas Duyen Hai 1 y Vinh Tan 2, acentuaron.

Dirigentes de la corporación de Carbón y Minería de Vietnam (TKV) y EVN organizaron una reunión urgente buscando soluciones ante la situación.

TKV centrará en recuperar el transporte de carbón desde las minas a las muelles, priorizando la provisión de hullas a Duyen Hai 1 y Vinh Tan 2 con montos de embarque y desembarque de cinco mil y seis mil toneladas, respectivamente.

Revelaron que la reserva total en los almacenes de EVN totaliza actualmente casi 798 toneladas de carbón, suficiente para funcionar una o dos semanas sus centrales.

Pese a esos obstáculos, aseguraron garantizar la electricidad del país, especialmente en el Sur.- VNA