Kuala Lumpur (VNA) - La Organización para la Cooperación Islámica (OCI) instó a la protección de los mulsulmanes rohingyas en Myanmar y decidió enviar una delegación de alto nivel al estado myanmeno de Rakhine para evaluar la situación al respecto.

Ciudadanos myanmenos evacuados tras el atentado en Maungdaw (Fuente: AFP/VNA)

La decisión fue alcanzada durante una reunión especial del Consejo de Cancilleres de la OCI, efectuada la víspera en esta capital, con el objetivo de resolver la crisis relativa a ese grupo minoritario y exhortar al Gobierno myanmeno a autorizar las actividades de socorro en Rakhine, en el norte del país.

La Organización también advirtió que los grupos terroristas, como el autodenominado “Estado Islámico” (EI), puedan aprovechar esa crisis para ampliar su operación en la región, y llamó a las fuerzas de seguridad myanmenas a contenerse.

Mientras tanto, la canciller de Indonesia, Retno Marsudi, afirmó que Yakarta aspira a apoyar al Gobierno de Myanmar y a la comunidad de rohingyas para que logren armonía.

Asimismo, el primer ministro de Malasia, Najib Razak, declaró que su país aportará 2,3 millones de dólares en ayuda a la construcción de centros educativos y médicos en el estado de Rakhine.

El Gobierno de Myanmar no reconoce a los rohingyas como una de sus minorías étnicas, y en su lugar los describe como bengalíes – o inmigrantes ilegales de Bangladesh – aunque muchos han vivido en esa nación sudesteasiática por generaciones.

Ha existido un gran éxodo de los rohingyas desde Rakhine, después de que el ejército myanmeno iniciara operaciones de desalojo en busca de insurgentes que llevaron a cabo incursiones mortales en puestos fronterizos hace tres meses. – VNA