Representantes de la Embajada de Vietnam en Argelia intercambiaron con la entidad empleadora china Dongyi Jiangsu para exigir su solución satisfactoria del caso sobre abuso de trabajadores del país indochino y garantía de sus derechos legítimos. 

El encuentro entre representantes de la Embajada vietnamita en Argelia y la empresa china de Dongyi Jiangsu (Fuente: VNA)


La Cancillería de la nación sudesteasiática informó ayer al respecto a la prensa nacional ante las dudas en torno al problema y agregó que la misión diplomática se empeña actualmente en seguir de cerca la situación y trazar medidas de intervención apropiadas. 

En la misma ocasión, exhortó a los contratantes a respetar y cumplir los acuerdos sellados con las empresas vietnamitas encargadas del envío de empleados, tratar de manera equitativa y humanitaria a los asalariaos de la nación asiática y asegurar sus condiciones de vida y trabajo. 

En una entrevista concedida a la Agencia Vietnamita de Noticias (VNA) en Argel, el embajador Vu The Hiep notificó que la situación actual en el estado norafricano se estabilizó. 

Continuó que serán repatriados lo más temprano posible los dos asalariados  quienes sufren graves lesiones por acciones violentas de licitadores chinos. 

En un encuentro con representantes de la compañía responsabilizada de enviar a trabajadores vietnamitas a Argelia, SIMCO Song Da, la contraparte china patentizó el compromiso de no usar fuerzas y trasladar al restante de empelados de la nación indochina en la ciudad de Jenchela a otros campos de construcción, agregó. 

Remarcó que la misión diplomática mantiene contacto constante con los órganos vietnamitas involucrados para la adopción de soluciones apropiadas y aclaración de las causas del caso, en aras de asegurar la seguridad y derechos de asalariados conforme a los contratos rubricados. 

De acuerdo con The Hiep, las deficiencias en la garantía de los intereses de empleados vietnamitas en Argelia radican en la obligación de trabajar para una tercera parte. 

Recomendó a los trabajadores que laboran en Argelia en particular y otros países norafricanos islámicos en general a conocer bien la cultura y costumbres locales, condición de seguridad y contenidos de los contratos. 

Según fuentes oficiales, en una conversación con dirigentes de Dongyi Jiangsu, el primer secretario de la Embajada vietnamita, Nguyen Van Dung, instó a explicar claramente el caso y asegurar la protección a los empleados de su país a fin de evitar los sucesos similares. 

El director encargado de construcción de la empresa china, Liukai, comunicó que una de las causas del hecho fue la contradicción generada una parte por la diferencia de idiomas. 

Aseveró el compromiso de garantizar al máximo la seguridad a Hoang Anh y Nho Cuong durante su permanencia provisional en la sede de Dongyi Jiangsu en Argel y dedicar empeño en facilitar el proceso para su repatriación.- VNA