Hanoi, (VNA)- El premier vietnamita, Nguyen Xuan Phuc, exhortó a dedicar más empeño, adoptar acciones más drásticas e impulsar enérgicamente la producción con el fin de lograr en el segundo semestre del año un crecimiento económico de 7,42 por ciento.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Al presidir hoy la reunión gubernamental ordinaria de junio, Xuan Phuc hizo hincapié en la importancia de esa tarea con el fin de cumplir la meta trazada de alcanzar un crecimiento económico de 6,7 por ciento en 2017.

[Vietnam registra alentadores resultados económicos en primer semestre de 2017]

Exhortó a las provincias a centrarse en proponer soluciones concretas en aras de garantizar el progreso de cada rama y sector de la economía nacional.

Por otro lado, recomendó destinar más atención a la estabilización de la macroeconomía, el consumo de productos agrícolas, al desembolso de las inversiones públicas y la capitalización de bonos gubernamentales en empresas estatales, en paralelo con el fomento de la reforma de los procedimientos administrativos y la conservación medioambiental.

Urgió a proponer más soluciones encaminadas a intensificar el cumplimiento de las metas trazadas por el Partido Comunista, el Estado y el Gobierno vietnamitas y a elevar las atribuciones de los gobiernos provinciales.

Durante la cita, resaltó además el resultado positivo del cumplimiento de los criterios económicos en los primeros seis meses del año.

Enalteció los logros como la estabilidad de la macroeconomía, la limitada inflación, la fuerte recuperación del ritmo de crecimiento económico de 6,17 por ciento y el progreso récord del mercado bursátil, junto con el alza de 17 por ciento de las exportaciones y de 54,8 por ciento de las inversiones extranjeras directas.

Aplaudió también el avance de las actividades socioculturales y de defensa, seguridad y bienestar social.

Sin embargo, señaló algunas deficiencias existentes como el asunto referente al consumo de algunos productos agrícolas y ganaderos; la disminución del crecimiento de la industria, la construcción y la minería; el lento ritmo del desembolso de capital; el modesto avance del proceso de convertir empresas estatales en sociedades anónimas, la insuficiente garantía de la seguridad alimentaria y la tala, entre otros problemas.-VNA