Kuala Lumpur (VNA) - Los empleadores en Malasia tienen que pagar la tasa de sus trabajadores extranjeros a partir de este domingo, informó el viceprimer ministro Ahmad Zahid Hamidi.
 
Foto de ilustración (Fuente: Internet)

Los empleadores ya no pueden deducir de los salarios de sus trabajadores por ese impuesto, reiteró Ahmad Zahid, quien es también ministro de Interior.

Esta nueva decisión asegura que los empleadores sean más responsables de sus obreros y eviten casos de que trabajadores extranjeros cambien ilegalmente sectores laborales, o queden más tiempo en Malasia y se conviertan en inmigrantes ilícitos, indicó.

Los empleadores también deben cumplir con los reglamentos relativos al suministro de alojamiento para trabajadores y al nivel mínimo de sueldo, lo que garantiza los derechos de trabajadores, agregó.

Con ese cambio tributario, Malasia podría perder casi un mil 120 millones de dólares cada año, observaron expertos. – VNA