Moscú​  (VNA)- Expertos e investigadores rusos sobre Asia- Pacífico discutieron acerca de una vía legal que ayuda a garantizar la paz y la estabilidad en el Mar del Este, en un taller de mesa redonda celebrada en esta capital.

Panorama de la cita (Fuente: VNA)


Los participantes en la cita, efectuada ayer, estuvieron de acuerdo con el veredicto emitido por la Corte Permanente de Arbitraje (PCA) de La Haya, el 12 de julio pasado, que rechaza las reclamaciones soberanas de China en el Mar del Este por carecer de fundamento legal.

El secretario general del Instituto Internacional para la Paz Vienna, Grigory Lokshin, señaló que el fallo de PCA es la explicación más clara para la reglamentación de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982.

El también investigador del Instituto de Estudios del Lejano Oriente de la Academia Rusa de Ciencias, agregó que la decisión de PCA se ha convertido en una condición previa y establece una base jurídica para que las partes involucradas sigan adelante con el diálogo y la cooperación en el tiempo venidero.

Mientras tanto, Pavel Gudev, especialista del Instituto de Estudios de Economía Mundial y Relaciones Internacionales de Primakov (IMEMO), valoró que las alegaciones de China carecen de fundamento jurídico e incluso violan las normas y leyes internacionales.

El veredicto proporciona poder legal adicional a los países en el Mar del Este para seguir adelante con las negociaciones bilaterales y multilaterales, las cuales, dijo, son la única vía legal para la paz y la estabilidad regional.

Los participantes sugirieron que las partes involucradas busquen medidas para resolver los conflictos de manera pacífica, sin uso o la amenaza del uso de la fuerza, y de acuerdo con el derecho internacional, en especial la UNCLOS de 1982.

Acordaron que cualquier disputa en el Mar del Este es desventajosa para Rusia, ya que Vietnam y China son sus socios estratégicos.

Durante el taller, se presentaron imágenes de algunos mapas antiguos de Vietnam, Francia, China y otros países, los que muestran que China no tiene ninguna evidencia histórica que apoyen sus reclamos de soberanía en el Mar del Este y reafirman que los archipiélagos de Hoang Sa (Paracel) y Truong Sa (Spratly) pertenecen a Vietnam. – VNA