El mejoramiento de la calidad y la construcción de una marca nacional desempeñan un rol importante para asegurar una posición firme del arroz vietnamita en el mercado internacional, recomendaron los expertos de la rama.

Fuente: VNA

Según el subdirector de la Empresa de Alimentación Tien Giang, Le Thanh Khiem, Vietnam se enfrenta la competencia cada vez más feroz de los potenciales rivales extranjeros tales como Cambodia, Myanmar y Estados Unidos.

La presión radica no sólo en la fijación de precios sino también en la calidad y la marca, remarcó.

Sugirió que Vietnam debe concentrarse en el mejoramiento de la calidad del arroz para impulsar su penetración a los mercados exigentes como la Unión Europea y Japón.

En otro aspecto, el país necesita seleccionar variedades arroceras para la producción estable y a largo plazo, ya que la mayoría de las actuales se producen en un corto plazo con la degradación rápida, agregó.

Según Nguyen Trung Kien, del Instituto de Políticas y Estrategias para Desarrollo Agrícola, la venta del rubro vietnamita sufre actualmente la presión de rebajar el precio que es afectado por el mercado mundial, con la alta cantidad del cereal almacenado de los potenciales exportadores.

Por otro lado, remarcó, el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó que el precio del grano en 2016 se reducirá un 13 por ciento en comparación con este año, mientras el Banco Mundial prevé que el índice seguirá disminuyendo de dos a tres por ciento en los años venideros.

A su vez, el subjefe del Departamento de Procesamiento y Comercio de Productos Agroforestal y Acuática, Vo Thanh Do, señaló que cerca de 200 empresas vietnamitas de envergadura media y grande participan en el sistema comercial de arroz, sin embargo el uso de sus marcas en el mercado de exportación aún está muy limitado.

En la realidad, a pesar de figurar entre los tres mayores exportadores mundiales del rubro, la nación indochina no tiene una marca arrocera nacional como Tailandia y la India, explicó.

Ante los desafíos, el primer ministro Nguyen Tan Dung aprobó un proyecto de desarrollo de marcas de arroz vietnamita hasta 2020 y con visión hacia 2030.

En concreto, el 20 por ciento del arroz de exportación dotará de la marca nacional y entrará en la cadena de suministro global en 2020 y esta cifra elevará al 50 por ciento en 2030.

Según el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, la demanda de arroz vietnamita en los mercados tradicionales muestra señalas positivas de recuperación, con la obtención de licitaciones para suministrar 450 mil toneladas de ese grano a Filipinas y alrededor de una millón de toneladas a Indonesia.

De acuerdo con las estadísticas, el envío exterior del cereal de Vietnam registró en los primeros nueve meses del año un total de tres millones 885 mil toneladas.-VNA