Hoa Binh, Vietnam, (VNA)– Nguyen Thi Bich Nguyen, uno de los 18 pacientes que habían sufrido un shock anafiláctico durante su diálisis renal en el Hospital General de la provincia norvietnamita de Hoa Binh, falleció este domingo.

Esta paciente de 46 años de edad fue la octava víctima mortal del incidente médico ocurrido el 29 de mayo.

Inmediatamente después del mencionado suceso, el Hospital General de la provincia apagó sus máquinas de diálisis y trasladó a los pacientes afectados al hospital de Bach Mai en Hanoi para tratamiento de emergencia.

El vicepremier vietnamita Vu Duc Dam instó al Servicio de Salud local y a los hospitales generales de Hoa Binh y Bach Mai a movilizar todos los recursos disponibles para atender a los  pacientes renales que reciben la diálisis en esos nosocomios.

El subjefe de Gobierno llegó hasta el Hospital General de Hoa Binh para extender su simpatía a las familias de los muertos y visitaron a los pacientes sometidos al tratamiento.

Según un reporte del Policlínico de Hoa Binh, los 18 pacientes que recibían en la mañana del 29 de mayo el tratamiento de diálisis sufrieron una anafilaxia con síndrome de dificultad respiratoria, presión baja, dolor de estómago y vómitos.

La ministra vietnamita de Salud, Nguyen Thi Kim Tien, realizó un encuentro de trabajo con autoridades locales y el personal del nosocomio provincial, durante el cual exhortó a detectar prontamente las causas del incidente médico ocurrido en el Hospital General de la provincia norteña de Hoa Binh con el fin de evitar casos similares.

Urgió a los galenos y unidades involucradas a rendir cuentas de forma objetiva, honesta y responsable.

Exigió además a la salud pública local cooperar estrechamente con el órgano investigador en la pesquisa relativa.

Con anterioridad, la titular, al frente de una delegación de autoridades y servicio local de salud, realizó una visita a las familias de los pacientes fallecidos.

En cuanto a la investigación, el coronel Pham Van Su, vicedirector de la Policía provincial, enfatizó que se trata de un caso complejo y patentizó los máximos esfuerzos de la fuerza policíaca para determinar las causas.

Con señales iníciales de un caso penal, la policía provincial emprendió el procedimiento legal contra los implicados según las leyes nacionales.

Exhortó a la parte del hospital local a suministrar de manera concreta las informaciones relativas como el proceso de funcionamiento del filtro de agua, la transferencia de equipos médicos tras el mantenimiento y las muestras del proceso de diálisis.– VNA