Manila,​ (VNA)- El expresidente Fidel Ramos renunció el cargo de enviado del Presidente filipino sobre China, varias semanas después de la visita del actual mandatario Rodrigo Duterte a Beijing. 

Fidel Ramos (Fuente: EPA/VNA)

Un asistente del expresidente dijo en anonimato que Fidel Ramos ha cumplido su misión, mientras la página electrónica GMA News citó al exjefe del Estado, quien explicó que solo desempeñó el papel congelador en China. 

El presidente Duterte nombró a Ramos como enviado sobre China para renovar las relaciones con el país más poblado del mundo, empeoradas después del dictamen de la Corte Permanente de Arbitraje (CPA) de La Haya que invalidó la reclamación soberanista de Beijing sobre casi la totalidad del Mar del Este. 

Fidel Ramos fue presidente de Filipinas de 1992 a 1998.-VNA