Manila (VNA)- Al menos 25 personas murieron en enfrentamientos entre el Frente Moro de Liberación Nacional (FMLN) y militantes armados del autodenominado Estado Islámico (EI) en el sur de Filipinas.
Tiradores del MILF (Fuente: VNA)


Según anunció el Ejército, los enfrentamientos se produjeron en medio de los esfuerzos de las fuerzas armadas filipinas para restablecer el orden en la isla meridional de Mindanao.

El gobierno filipino y el FMLN habían firmado un acuerdo de paz para contener a los insurgentes en Mindanao, que prometieron lealtad al EI.

El FMLN dijo que los extremistas están aplastando los esfuerzos para buscar una mayor autonomía musulmana en Mindanao, que pretenden poner fin a casi 50 años de un conflicto que ha dejado más de 120 mil muertos y que ha provocado que dos millones de personas abandonen sus casas.

Los enfrentamientos comenzaron el 7 de agosto cuando los militantes del grupo rebelde Luchadores por la Libertad islámica del Bangsamoro (BIFF, en inglés) atacaron dos aldeas en Maguindanao, matando a cinco hombres armados del FMLN. El conflicto duró seis días.

El BIFF es una agrupación escindida del FMLN que no está de acuerdo con el proceso de paz y quiere formar un estado islámico en el sur de Filipinas.

Es probable que se unan con el grupo Maute, que ha ocupado un centro comercial en la ciudad de Marawi en Mindanao durante enfrentamientos con las fuerzas armadas filipinas, según la fuente militar. Los conflictos han durado más de 80 días, con unas 700 personas muertas.

La ley marcial ha sido impuesta en Mindanao por lo menos hasta el final del año, mientras que el presidente filipino, Rodrigo Duterte, se está esforzando para suprimir las amenazas crecientes de los insurgentes. – VNA