Ojo de tifón Goni (Fuente: stripes.com)

Al menos siete personas murieron y otras dos permanecen desparecidas tras el azote del tifón Goni a la región del Norte de Filipinas llevando consigo torrenciales lluvias y fuertes vientos.

Cinco de las siete víctimas perdieron la vida debido a los corrimientos de tierra en las zonas altiplanas de las provincias de Benguet y Mountain.

Diversos vuelos se cancelaron y varias escuelas ubicadas en las afueras de Manila y otras provincias adyacentes quedaron cerradas. Alrededor de mil 200 personas fueron obligadas a evacuar a otras zonas más seguras.

Según el centro de pronóstico hidrometeorológico de Filipinas, la tormenta Goni se ubicó a 125 kilómetros del municipio de Calayán, en Cagayán, provincia situada en el extremo septentrional del archipiélago.

El meteoro aceleró su rumbo hacia el norte con ráfagas de 195 kilómetros por hora. Mañana se desplazará por parte oriental de Taiwán (China) para avanzar luego hacia Okinawa, Japón, en la próxima semana.

Goni constituye el noveno entre los 29 tifones pronosticados a golpear Filipinas este año. En noviembre de 2013, el tifón Haiyan, una de las tormentas más poderosas en la historia, devastaron el centro de este país y provocaron a siete mil 300 personas muertas y desaparecidas. – VNA