Manila (VNA)- El gobierno filipino bajó la meta de crecimiento económico para 2016 a entre 6,8 y 7,8 por ciento en vez de las cifras trazadas anteriores de entre siete y ocho por ciento. 

Un mercado en Filipinas (Fuente: myphilippinelife.com)

La Agencia Nacional de Desarrollo Económica de este país (NEDA) precisó que ese ajuste a la baja se debe a afectaciones externas, como la ralentización de la economía china y la disminución de los precios del petróleo. 

Según la asesora del director general de NEDA, Rosemarie G. Edillon, se pronosticó que la economía filipina crecerá 6,6 -7,6 por ciento en 2017; 7-8 por ciento en 2018; y 6,9 -7,9 por ciento en 2019. 

En una rueda de prensa del Comité Coordinador del Presupuesto para el Desarrollo intersectorial en Manila, Edillon también reveló que Indonesia redujo a cinco por ciento la meta del crecimiento de la exportación y a 10 por ciento de la importación. 

Estos índices se basan en la balanza de pagos y el plan de inversión internacional del Banco Central de Filipinas, dijo. 

Según los pronósticos recientes del Banco Mundial y del Fondo Monetario internacional, el Producto Interno Bruto (PIB) de Filipinas alcanzará este año entre 6,2 y 6,4 por ciento. 

El PIB de esta nación sudesteasiático obtuvo el año pasado 5,8 por ciento, uno de los mayores niveles del crecimiento en el mundo de 2015.- VNA