Hanoi, 03 feb (VNA)- Filipinas cerró y suspendió las actividades en unas 30 minas después de una investigación del gobierno sobre sus afectaciones al medio ambiente.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Según este estudio, la tala ilegal de árboles en el proceso de explotación de esas minas generó una grave contaminación en los ríos cercanos, lo que afecta el suministro de agua potable para los ciudadanos.

La mayoría de las minas son de explotación de níquel, el metal que representa la mitad de las exportaciones de materias primas para la producción de acero de Filipinas.

El cierre de esas minas podría crear una tendencia alcista del precio del níquel en el mercado mundial, a causa de que Filipinas es uno de los proveedores principales de este metal en el  mundo, expresaron expertos internacionales. –VNA

VNA-INTER