Manila, (VNA) - Casi cien oficiales de la policía filipina fueron despedidos por consumir drogas, en un esfuerzo por limpiar las filas del presidente Rodrigo Duterte.

Policía de Filipinas (Fuente: VNA)


Noventa agentes fueron expulsados de su institución desde el inicio del año y otros nueve fueron echados en 2016, dijo Alfega Trimbulo, inspector general del Servicio de Asuntos Interiores, en una entrevista con el canal televisivo ANC.

Agregó que recomendará el despido de otros 40 policías la próxima semana.

En mes pasado, Duterte denunció a la policía como “podrida hasta la médula” y suspendió su papel en las operaciones antinarcóticos, aunque se comprometió a seguir adelante la lucha antidroga.

Más de seis mil personas ligadas a las drogas murieron desde que Duterte desató su sangrienta guerra contra los traficantes de esa sustancia ilícita hace siete meses, mientras que otro millón están siendo investigados. – VNA