Foto de ilustración (Fuente: internet)
Hanoi (VNA) - El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte,  ordenó a la policía reanudar su guerra contra las drogas en el país, un mes después de suspender la participación de esa fuerza en todas las actividades de esta campaña.


Según precisó el mandatario, su país es cada vez más acosado por los desafíos de seguridad y de aplicación de la ley y reconoció que necesita más personal para sostener la lucha contra las drogas.


Los policías movilizados para las operaciones antinarcóticas serán observados por la Agencia de Lucha contra las Drogas de Filipinas, añadió.

A fines de enero, Duterte dijo que la Policía nacional de Filipinas estaba "corrupta hasta el núcleo" y decidió retirar a esta fuerza de la campaña.


La lucha contra los crímenes, especialmente los relacionados con las drogas, fue uno de los pilares de la campaña electoral de Rodrigo Duterte, y fue implementada intensamente desde su asunción en el cargo a mediados de 2016, con la eliminación de más de ocho mil sujetos hasta la fecha. VNA