Manila (VNA) - Un numeroso grupo de hombres armados vinculados con el Frente Moro de Liberación Islámica (MILF, por sus siglas en inglés), atacó hoy una cárcel en la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas, matando a uno de los guardias y dejando escapar a 132 presos.

Fotos de ilustración (Fuente: VNA)

El jefe del centro penitenciario, Peter Bongat, confirmó que en el asalto un total de 132 de los mil 511 presos aprovecharon el incidente para fugarse.

Las autoridades todavía no han podido identificar a los atacantes ni a los fugados o el motivo del ataque, pero lanzaron de inmediato una operación de persecución contra los responsables de la acción.

La región de Mindanao en el sur de Filipinas padece desde hace décadas las acciones armadas de separatistas musulmanes y de bandas criminales, algunas de las cuales se adhirieron al grupo terrorista Estado Islámico.

Los ataques contra prisiones son frecuentes en esa región, donde en 2007 un grupo de hombres armados asaltó una cárcel y liberó a 49 reos, de los cuales la mayoría son criminales peligrosos.

Además, en agosto pasado, el grupo Maute, al que se le vincula con el Estado Islámico, ejecutó una acción similar en la ciudad de Marawi, en la cual se fugaron ocho presos.–VNA
VNA-INTER