Manila (VNA)- El ministro filipino de Medio Ambiente, Roy Cimatu, declaró que no anulará la decisión de prohibir la explotación en minas a cielo abierto, una medida contra la contaminación ambiental adoptada por el gobierno de este país en abril pasado.  

Foto de ilustración. (VNA)

Tras la declaración de Roy Cimatu, el índice de la bolsa de valores de las compañías de explotación de minas y petróleo en Filipinas cayó un 0,11 por ciento.

La prohibición fue iniciativa de la exministra Regina López, quien fue nombrada por el presidente Rodrigo Duterte pero luego desaprobada por el Parlamento.

Con anterioridad, la exfuncionaria realizó una campaña de 10 meses de duración, en la cual ordenó el cierre y suspensión de las actividades en 26 minas de níquel.   

Como resultado, la producción de níquel en Filipinas se redujo en 51 por ciento en el primer trimestre.

La semana pasada, el presidente Duterte también anunció el plan de suspender la exportación de minerales en bruto y alertó la aplicación de un severo impuesto contra las compañías de níquel para asistir a las comunidades afectadas por las actividades de explotación minera. – VNA