Manila, (VNA)- Más de mil 300 personas fueron evacuadas por las inundaciones y deslaves en el Sur de Filipinas, informó el Ministerio de Bienestar Social y Desarrollo (DSWD) de este país.
(Fuente: rappler.com)

Las fuertes lluvias cobraron la vida de una persona, mientras otra permanece desaparecida, dijo el ministro Judy Taguiwalo.  

En la provincia de Misamis Oriental, el gobernador exhortó a las escuelas locales a cerrar sus puertas. Mientras tanto, los aldeanos de Cagayan de Oro, Misamis Oriental y Lanao del Norte fueron llevados a sitios de evacuación.

El portavoz presidencial, Ernesto Abella, dijo que se declaró estado de emergencia por desastre en la ciudad de Cagayan de Oro. Al mismo tiempo, el DSWD ofrece asistencia a las víctimas afectadas por las inundaciones en el Norte de Mindanao. – VNA