El secretario filipino de Defensa, Delfin Lorenzana (Fuente: Internet)
Manila (VNA)– El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, pidió a su secretario de Defensa, Delfin Lorenzana, que realice ejercicios navales conjuntos con Estados Unidos lejos de áreas en disputas en el Mar del Este.

En una rueda de prensa, Delfin Lorenzana reveló que los mencionados ejercicios navales podrían ser realizados en la zona filipina de Mindanao.

Con anterioridad, el canciller de Filipinas, Perfecto Yasay, informó que su país está sopesando las iniciativas diplomáticas y procedimientos jurídicos, en concordancia con leyes internacionales, para solucionar las disputas territoriales con China en el Mar del Este.

La declaración se la hizo ante informaciones sobre el despliegue por parte de China de equipos militares en áreas en disputas en estas aguas.

Las relaciones Filipinas- China se tensaron en 2013 cuando Manila pidió a la Corte Permanente de Arbitraje (PCA) de La Haya que se pronunciara sobre la reclamación de China a grandes partes del Mar del Este, donde Brunei, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam también tienen demandas.

La PCA falló contra China, pero Beijing, que ha estado construyendo y fortificando islas artificiales en la zona, se negó a reconocer la decisión.

Con anterioridad, el portavoz de la cancillería vietnamita, Le Hai Binh, reafirmó la postura coherente de Hanoi sobre ese caso, como fue mostrada plenamente en la Declaración de la Cancillería vietnamita del día 5 de diciembre de 2014 enviada a la PCA.

“Sobre ese espíritu, Vietnam apoya enérgicamente la solución de las disputas en el Mar del Este por medios pacíficos, incluido el proceso diplomático y jurídico, sin uso o amenaza de uso de la fuerza, conforme al derecho internacional, especialmente la UNCLOS, el mantenimiento de la paz y estabilidad en la zona, la seguridad y libertad de navegación marítima y aérea en el Mar del Este, y el respeto al principio del imperio de la ley sobre las zonas marítimas y oceánicas”, dijo el vocero.           

Al respecto, Vietnam sigue ratificando su soberanía sobre los archipiélagos de Hoang Sa (Paracel) y Truong Sa (Spratly), las aguas interiores y el mar territorial, los derechos soberanos y jurisdiccionales sobre la zona económica exclusiva y la plataforma continental, los cuales fueron definidos según la UNCLOS, así como todos los derechos e intereses legítimos del país en relación con las estructuras geográficas pertenecientes a Hoang Sa y Truong Sa, remarcó. – VNA

VNA- INTER