Manila (VNA)- El gobierno de Filipinas anunció que será el anfitrión de los Juegos Deportivos del Sudeste Asiático (SEA Games) en 2019, apenas un mes después de haber renunciado a su condición de sede para emplear la financiación destinada a ese evento a la reconstrucción de las zonas afectadas por el conflicto en Marawi.

El presidente del Comité Olímpico de Filipinas, José Cojuangco, escribió una carta al presidente Rodrigo Duterte, en la que hace un llamamiento para que los SEA Games 30 se realicen según lo programado.

El Palacio Presidencial filipino reconsideró la decisión anterior de no acoger el evento deportivo regional después de una reunión con algunos altos funcionarios gubernamentales, entre ellos el secretario de Relaciones Exteriores, Alan Peter Cayetano, y el titular de la Comisión Deportiva de ese país, William Ramírez.

Las autoridades filipinas planean notificar oficialmente a la Federación de los SEA Games el 18 de agosto de su compromiso de ser anfitrión del evento deportivo bienal en 2019.

En julio, Filipinas renunció a ser sede de los SEA Games para centrarse en la reconstrucción de la ciudad de Marawi, que ha sido devastada por enfrentamientos que duran más de dos meses entre las fuerzas gubernamentales y los extremistas islamistas.

Filipinas aceptó en 2015 convertirse en el anfitrión de la trigésima edición de los juegos deportivos regionales, después de que el puesto fuese renunciado por Vietnam y Brunei.-VNA