Manila (VNA) - El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, dijo que revisará la orden de cerrar más de la mitad de las minas de níquel del país por violaciones ambientales, luego de un clamor de productores afectados.
 
El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte (Fuente: mining-journal.com)

En una alocución pronunciada este viernes, Duterte afirmó que examinará las decisiones de cerrar las minas y cancelar los contratos en el sector de la ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Regina López, pero indicó que no va a juzgarla.

López ordenó el 2 de febrero el cierre de 23 de las 41 minas de níquel en operación en el país, lo que podría afectar a unos 1,2 millones de personas, incluidos mineros que dijeron que tomarán medidas legales contra la decisión de la ministra.  

Filipinas es uno de los principales proveedores mundiales de este mineral y las minas cerradas representan alrededor de la mitad de su producción anual. – VNA