El Tribunal popular de Hanoi sentenció el martes a un ciudadano filipino a la pena de muerte por tráfico ilegal de drogas.

Emmanuel Sillo Camacho, 40 años de edad, fue detenido el 7 de diciembre de 2013 en el aeropuerto de Noi Bai con una gran cantidad de cocaína escondida en su equipaje.

La policía halló unos tres mil 408 gramos del adictivo ocultados en 18 medias.

Durante el juicio, Camacho admitió que cuatro meses antes del arresto conoció a través de Facebook a una mujer llamada Jessica, quien residía en Brasil. Ambos se encontraron en noviembre de 2013 y Jessica contrató a Camacho a introducir estupefacientes en Vietnam y prometió buscarle un trabajo en Brasil u otra nación con mensualidad de mil a mil 500 dólares.

Este sujeto recibió los paquetes de una mujer que se autodenominaba “amiga de Jessica”, pero luego fue arrestado en Hanoi tras un vuelo desde Singapur.

Los jueces declararon que Camacho ignoró la legislación vietnamita y merece la pena capital basada en la cantidad de cocaína que transportó ilegalmente al país.

Los investigadores cooperarán con Interpol Vietnam para aclarar la identidad de Jessica y su supuesta cómplice. – VNA