Líderes de ASEAN en la ceremonia de firma de la Declaración sobre la formación de la Comunidad (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA) – El viceprimer ministro y canciller de Vietnam, Pham Binh Minh, destacó el largo proceso de ASEAN por la formación de su Comunidad a finales del año y las contribuciones del país a la construcción de un bloque unido, cooperativo y avanzado.

En un artículo titulado “La formación de la Comunidad de ASEAN y los aportes de Vietnam”, Binh Minh subrayó que en la reciente Cumbre 27 de la agrupación en Malasia, líderes de los diez países miembros firmaron la histórica Declaración Kuala Lumpur sobre la proclamación de la Comunidad 2015.

La rúbrica es resultado de una ruta que se inició en 1997, cuando las naciones aprobaron en ocasión del aniversario 30 de la fundación del bloque la Visión de ASEAN 2020, en la cual apareció por primera vez la idea sobre un espacio común para estados sudesteasiáticos, donde la geografía no separa sino conecte los países en la cooperación y la amistad, enfatizó.

Seis años después, con la Declaración de Concordia de Bali II, los líderes oficializaron la iniciativa de formar en 2020 una Comunidad basada en tres pilares: Política – Seguridad, Economía y Socio-cultura.

En 2007, la meta se adelantó para 2015, frente a la vigorosa tendencia de globalización e integración. La Carta de ASEAN, en vigor a partir de 2008, creó el marco legal e institucional para el impulso de la conexión intrabloque, recordó.

Para materializar la visión sobre la Comunidad, ASEAN diseñó una ruta para caminar durante 2009 – 2015, con más de 800 principales preparativos. Hasta el momento el 94 por ciento de ellos fueron cumplidos, lo que evidenció el compromiso de las naciones integrantes a este proceso.

Durante ese camino, la agrupación alcanzó fundamentales logros en todas las esferas, afirmó Binh Minh.

Respecto a la política – seguridad, los principios y normas de conducta como el Tratado de Amistad y Cooperación del Sudeste Asiático (TAC), el Tratado sobre la Zona libre de Armas Nucleares del Sudeste de Asia (SEANWFZ) y la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este (DOC) han servido como el compás para el comportamiento entre los países miembros, así como entre ellos y las contrapartes.

Además, los debates abiertos y francos sobre asuntos importantes como la cuestión del Mar del Este, derechos humanos y desafíos de seguridad no convencionales, y la operación eficiente de los mecanismos de cooperación como las Reuniones de Cancilleres y de Ministros de Defensa de ASEAN (AMM y ADMM), la Comisión Intergubernamental sobre Derechos Humanos (AICHR) y el Foro Marítimo (AMF) contribuyeron a cultivar la confianza entre las naciones y confirmar el protagonismo del bloque en el mantenimiento de paz y estabilidad en la región, aseveró.

Refiriéndose a los nexos económicos, Binh Minh observó que la cooperación se expandió incesablemente, propulsando la economía del Sudeste Asiático y ayudándole a superar las crisis regionales y mundiales.

El bloque con 625 millones de habitantes y un PIB combinado de dos billones 600 mil millones de dólares reportó un crecimiento de 56 por ciento del intercambio comercial desde 2007 hasta 2013 y un alza de 45 por ciento de la inversión extranjera directa captada.

En este contexto, la Comunidad Económica de ASEAN, un mercado y espacio común que permita el flujo libre de inversiones, mercancías y la fuerza laboral y se integre profundamente a la economía global, podrá incrementar el PIB en 7,1 por ciento y crear 14 millones de empleos en el próximo decenio, convirtiendo esta zona en la cuarta mayor economía mundial, en lugar de la séptima actualmente, declaró.

En la ruta hacia la formación de la Comunidad, las actividades de cooperación sociocultural aportaron a mejorar radicalmente la calidad de vida y consolidar la solidaridad entre los pueblos, la cual viene construyendo la identidad común de ASEAN y promueve sus valores al mundo, añadió.

En paralelo con la cooperación intrabloque, la efectiva política externa permitió a la agrupación a conectar con las contrapartes a través de los mecanismos como ASEAN+1, ASEAN+3, la Cumbre de Asia Oriental y el Foro Regional de ASEAN, los cuales contribuyeron a la formación de una estructura regional multinivel, cuyo núcleo es la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, apuntó.

Dichos logros equipan a ASEAN la confianza y la disposición para proclamar su Comunidad el 31 de diciembre próximo – una decisión estratégica acertada, frente a la demanda urgente de los países miembros de fortalecer, expandir y profundizar la conexión regional para garantizar la coexistencia en la paz, el desarrollo en estabilidad y la prosperidad en la armonía entre todas las naciones involucradas, aseguró.

La formación de la Comunidad será un hito histórico que marca los esfuerzos incansables de ASEAN y constituye la plataforma para que la Asociación entre en un nuevo capítulo, hacia mayores objetivos de conexión, ratificó.

El 28 de julio de 1997, Vietnam se incorporó a ASEAN, un paso fundamental para impulsar las relaciones amistosas y colaborativas entre el país y los vecinos en diferentes esferas como política, diplomacia, seguridad, economía y socio-cultura.

Durante 20 años de su integración al bloque, Vietnam elevó su papel para convertirse en miembro activo y dinámico, que no sólo cumple con responsabilidad sus deberes sino también participa en el establecimiento de los principios comunes, especificó.

El país realizó su primer aporte impresionante al organizar con éxito la sexta Cumbre de ASEAN en 1998, sólo tres años luego de su incorporación. En el contexto de que la crisis financiera 1997 – 1998 planteó dudas sobre la eficiencia e incluso la existencia de la agrupación, los líderes aprobaron la Declaración y el Programa de Acción de Hanoi, consolidando la determinación de superar este difícil momento, recordó.

En esta cita, Vietnam también logró impulsar la inclusión de Cambodia, materializando el sueño sobre una organización integrada por diez países sudesteasiáticos, agregó.

Durante los tres años posteriores, la nación indochina, como presidente de ASEAN del mandato 2000 – 2001, puso la reducción de la brecha de desarrollo en una de las mayores prioridades de la Asociación mediante la ratificación de la Declaración Hanoi 2001 al respecto.

En el itinerario hacia la formación de la Comunidad, la disminución de la diferencia entre los niveles de progreso es paso esencial para garantizar la integración cabal y eficiente de los países miembros, aclaró.

El dinamismo de Vietnam en todas las esferas cooperativas, entre ellas la política, seguridad – defensa, economía, cultura, salud, educación y medioambiente, fue evidenciado a través de la elaboración de los documentos importantes como la Declaración Bali II (2003), el Programa de acción Vientiane (2004), la Carta de ASEAN (2007) y la Ruta para la construcción de la Comunidad (2009 – 2015).

Notablemente, el país finalizó con éxito su mandato como presidente del bloque en 2010. Bajo el eslogan “Hacia la Comunidad de ASEAN: De palabras a acciones”, Vietnam agilizó este proceso en un sentido factible y práctico, afirmó.

Por primera vez en la historia, diez cumbres entre ASEAN y las contrapartes tuvieron mismo lugar, en Hanoi, durante las cuales los líderes trazaron grandes lineamientos para la cooperación y el desarrollo regional, incluida la decisión de invitar a Rusia y Estados Unidos a participar en la Cumbre de Asia Oriental (EAS).

Desde entonces, Vietnam siguió desempeñando la vanguardia en el despliegue de los preparativos para la Comunidad, aportando significativamente a la redacción de los documentos estratégicos como la Declaración sobre la Comunidad de ASEAN en una comunidad global de naciones (2011), la Declaración de EAS sobre los principios para Relaciones mutuamente beneficiosas (2011), la Declaración de ASEAN sobre los Derechos Humanos (2012) y la Visión de la Comunidad regional 2025.

Como un miembro activo, dinámico y responsable, Vietnam hará lo máximo por la visión sobre una Comunidad unida y potente, aseguró. – VNA