Miembros de NPA (Fuente: VNA)

Manila  (VNA) – El gobierno de Filipinas aplica el cese el fuego con el grupo insurgente “Nuevo Ejército Popular” (NPA, siglas en inglés) durante 12 días para garantizar la paz para los días festivos de Navidad y Año Nuevo.

El ministro de la oficina de las campañas comunicativas presidenciales, Herminio Coloma, dijo ayer que el presidente Benigno S.Aquino aprobó la propuesta del titular de Defensa, Voltaire Gazmin, de suspender las operaciones militares del 23 de diciembre al 3 de enero de 2016.

Con anterioridad, líderes de NPA declararon el martes la tregua unilateral durante 12 días en ocasión de Navidad y exhortaron a las fuerzas insurgentes a cesar los ataques contra el ejército y las empresas. NPA también expresó el deseo de que el gobierno haga lo mismo y consideró ese acto como base para reanudar las negociaciones de paz en las cuales Noruega actúa como intermediario.

NPA realizó acciones contra el gobierno durante más de cuatro décadas, principalmente en el Este y el Sur de Filipinas.

Anteriormente, el gobierno adoptó el alto el fuego con el Frente Moro de Liberación Islámica (MILF). El año pasado las dos partes firmaron un acuerdo de paz poniendo fin a cuatro décadas de conflictos que dejaron como saldo la muerte de 120 mil personas. Sin embargo, el gobierno abolió la tregua con el grupo Abu Sayyaf, fuerza que declaró lealtad al autodenominado Estado Islámico. – VNA