Kuala Lumpur  (VNA)- El gobierno filipino y el Frente Moro de Liberación Islámica (MILF, inglés), el mayor grupo rebelde del país, reanudaron hoy las negociaciones sobre la fase de implementación de los acuerdos de paz.

La jefa de la delegación del gobierno fililiono, Miriam Coronel-Ferrer (D), y jefe de la delegación de MILF, Mohagher Iqbal (I) (Fuente: AFP/VNA)


La reunión en Kuala Lumpur, capital de Malasia, es la primera entre el gobierno filipino y MILF desde la toma del poder del presidente electo Rodrigo Duterte, dos años después de la firma del Acuerdo General sobre el Bangsamoro (CAB, inglés) en 2014.

El asesor presidencial para el diálogo de paz de Filipinas, Jesus Dureza, calificó la entrada de fase de ejecución como otro hito en el proceso, e hizo hincapié en el compromiso de las autoridades filipinas en respeto a los últimos acuerdos de paz.

Por su parte, el líder de MILF, Murad Ebrahim, afirmó que la continuación del proceso de paz sigue siendo la única vía razonable y viable que podría brindar el progreso, el desarrollo y la paz duradera para las Filipinas.

Mohd Johari Baharom, viceministro de Defensa de Malasia, expresó que un proceso de paz exitoso en la región ayudaría a prevenir los riesgos generados por el autodenominado Estado Islámico (EI).

A través de Malasia como intermediario, el gobierno filipino y MILF firmaron un acuerdo de paz en marzo de 2014 para poner el fin al conflicto prolongado de 45 años.

Según el pacto, la zona autónoma de Midanao, integrada por cinco provincias en el Sur del país, se sustituirá a medianos de 2016 por un área llamada Bangsamoro, con mayor superficie, recursos financieros y poder político, mientras que MILF dejará armas y ayudará a mejorar la vida de los islámicos en esta zona.

El gobierno filipino y MILF firmaron en pasado mayo una Declaración de mantenimiento de asociación en el proceso de paz de Bangsamoro para asegurar el cumplimiento cabal del acuerdo de paz, suscrito por el gabinete del presidente saliente Benigno Aquino y MILF en 2014, tras la asunción al cargo de Rodrigo Duterte. – VNA