Hanoi (VNA) – El primer ministro vietnamita, Nguyen Xuan Phuc, ordenó hoy a las autoridades nacionales enfrascarse, inmediatamente después de los días festivos del Año Nuevo Lunar, en cumplir las tareas del año, para garantizar el ritmo normal de la producción en todo el país.
(Fuente: VNA)

A 10 meses de entrar en función, el gobierno del XIV mandato logró ganar la confianza del pueblo y del sistema político, y está decidido a mantener firme esa esperanza, declaró el premier al presidir la reunión gubernamental ordinaria de enero.

Puso de relieve la necesidad de fortalecer la confianza del pueblo con medidas concretas, es decir, el gobierno intensificará la gestión socioeconómica y ejecutará efectivamente las tareas de defensa-seguridad y de relaciones exteriores.

Tras reafirmar el compromiso de continuar formando un ejecutivo íntegro, activo y constructivo para el desarrollo, Xuan Phuc aseguró que el gobierno seguirá apoyando firmemente a la comunidad empresarial, perfeccionando el clima de negocios y supervisando de manera exigente la inocuidad alimentaria.

Al reiterar la voluntad de convertir el turismo en pilar de la economía, el jefe del gobierno declaró que la aplicación piloto del visado electrónico a ciudadanos de 40 países es necesaria para la promoción de la industria del ocio.

En la ocasión, Xuan Phuc exhortó a desarrollar la agricultura basándose en la tecnología, frente a los impactos complicados del cambio climático, y garantizar un entorno seguro para la vida de los pobladores.

“A toda costa, no podemos pagar los efectos ambientales por los intereses económicos”, sostuvo.  

En tal sentido, el premier pidió a los miembros del gabinete seguir de cerca la situación global, especialmente la creciente tendencia del proteccionismo comercial y la evolución impredecible del clima para adoptar medidas apropiadas destinadas a mantener la estabilidad para la producción y la vida.

Durante la reunión, el gobierno escuchó el informe de la situación socioeconómica del país durante el Tet (Año Nuevo Lunar), mayor fiesta tradicional del pueblo.

El primer ministro reconoció los resultados positivos en el control de precios de los productos, la garantía de la seguridad y el orden social y la promoción de los valores culturales, pero a la vez manifestó sus preocupaciones por el creciente número de accidentes de tránsito, así como por numerosos incendios y explosiones, que provocaron grandes pérdidas materiales.

Además, instó a fomentar la seguridad de los festejos primaverales e impulsar la mejora del entorno de inversiones, la reestructuración de empresas estatales y el desarrollo del turismo, entre otras ramas del sector de servicios.

En la sesión, los miembros del gabinete también analizaron el borrador de un decreto sobre el monopolio del Estado en la comercialización de algunos productos y servicios, el proyecto de la Ley de protección y desarrollo forestales y la agenda prevista de las actividades legislativas en 2018. – VNA