Lam Dong, Vietnam (VNA)- Llamada “la ciudad de las flores” y la “urbe sobre las nubes”, la ciudad altiplana de Da Lat ganó el favoritismo de los turistas por los paisajes románticos parecidos a cuadros al óleo.

Flores en la ciudad de Da Lat (Fuente: VNA)

En los últimos tiempos, los nuevos establecimientos de turismo comunitario, o homestay, constituyen una nueva atracción de esta pequeña localidad.

Al utilizar el servicio homestay, los viajeros se alojan en la vivienda de un lugareño para experimentar de manera más cercana y sincera el estilo de vida y la cultura local. En este viaje, el primer destino que visitamos es un sitio ubicado en la ladera de una colina. 

Aquí las habitaciones parecen como conductos de colores vivos, una opción ideal para los amantes de la naturaleza, a quienes les fascina un sueño en las alfombras verdes de césped, sobre las cuales el otoño borda pequeñitas margaritas amarillas. 

Extendido sobre mil metros cuadrados, el complejo tiene diez habitaciones con acceso a internet y agua caliente, y un amplio espacio abierto al aire. Gracias al diseño adecuado, toda la superficie de las habitaciones es utilizada al máximo.

Por la noche, los turistas, de extraños se hacen amigos, al reunirse alrededor del fuego, tocando la guitarra y cantando canciones de la juventud. 

Dinh Dzu, un fotógrafo conocido en Da Lat y Ciudad Ho Chi Minh, diseñó la casa por su propia cuenta, con intención de convertirla en alojamiento para las personas enamoradas de esta ciudad. 

“Utilizo utensilios antiguos, para que los visitantes, al llegar aquí, se sientan como regresar a casa. Este lugar es escenario para la formación de la amistad.” Dijo Dinh Dzu.

Un televisor, un radiocasete, una máquina de coser, todos teñidos del color del tiempo… nos recuerdan de un tiempo ya lejano, de la niñez en el entorno de la familia.

En este desván pueden habitar seis personas, con un área dedicada a los libros, guardados con cuidado en una librería de material reciclado.

En Da Lat, es muy fácil elegir un lugar hermoso y tranquilo para reposar, escapándose del vértigo de la vida cotidiana. Y el turismo comunitario es otra oferta más para que los viajeros, al visitar la ciudad de las flores, perciban de toda la belleza de la naturaleza y la gente en esta tierra altiplana.-VNA

VNA- TURISMO