Grandes hoteles en Ciudad Ho Chi Minh tomaron iniciativa para introducir frutas vietnamitas en sus menús y recibieron buenas reacciones de los clientes, especialmente los extranjeros.