martes, 27 de junio de 2017 - 7:10:03

Huchas de cerdo en Lai Thieu

Lương Mai Phương source Impresión

Hanoi (VNA)- La aldea de fabricación de huchas con forma de cerdo en Lai Thieu (municipio de Thuan An) se ha desarrollado desde hace casi medio siglo y sus productos se venden en las provincias del suroeste y sureste del país, y se exportan además a Laos, Cambodia y Tailandia.

Huchas de cerdo recién cocidas en horno. (Fuente: VNA)


Gracias a la urbanización, la región cambia cada día mientras que la aldea  dedicada a la cerámica de Lai Thieu aún se anima a seguir fabricando tradicionalmente muchas nuevas huchas de cerdo, cuyo olor fragante derivado de la pintura es como un testimonio de la fuerza  vital de este oficio artesanal en  un mundo  desarrollado y moderno.

En el taller de la familia de Tang Thi Tam, con tres generaciones involucradas en la producción de huchas de cerdo, y Tam con más de 40 años dedicados a este oficio, hay una decena de trabajadores pintando y dibujando huchas para poder entregarlas a tiempo a los comerciantes.

Según Tam, su familia empezó este oficio desde los años 70 del siglo pasado y  tiene todos los aparatos necesarios. Sin embargo, debido a las desventajas de los hornos tradicionales, que afectan mucho al medio ambiente, hoy se utilizan más los hornos industriales o se elaboran productos cerámicos  solamente en determinados lugares.  El taller de Tam, junto con otros 30 establecimientos en Lai Thieu,  solamente procesan los productos cerámicos principalmente en las etapas de su finalización, después de ser cocidos en horno.

Nguyen Thi Thanh Thuy, hija  de Tam, compartió su emoción acerca de estos productos tan especiales, cuyo olor peculiar y diferentes colores había sentido desde su infancia, en su propia casa,  de manera que su  fabricación está ligada a su vida. Al llegar a adultos, Thuy y muchos de sus compañeros escogen esta profesión como una forma de ganarse la vida.

Debido a la competencia en el mercado, la aldea cerámica de Lai Thieu fabrica y ofrece más variedades de huchas  en forma de conejo y pollo, para que sus clientes infantiles tengan más opciones. 

Thuy señaló que para obtener los cerdos de cerámica con diferentes colores  llamativos, los artesanos tienen que fabricarlos muy meticulosamente.

La etapa de decoración requiere personas expertas  y  muy hábiles para ajustar las curvas y dibujar árboles y flores  con diferentes colores. Debido a que este paso se realiza  manualmente, las huchas de cerdo cuentan con caras y detalles  completamente distintos. Una vez cocidas en el  horno, los artículos adquieren el color marrón de la arcilla, sin embargo, después de ser pintados y decorados, se ven más bellos porque representan personajes folclóricos de los cuentos de hadas...

En función del tamaño del diseño, actualmente se vende cada hucha de cerdo entre  siete mil y diez mil VND, y al por mayor es de solo cuatro mil VND. Entre todos los tipos de huchas de cerámica, el que más se vende en el mercado es  la de cerdo en color amarillo,  cuyo precio también es mucho más alto que los otros. Todos los productos de  la aldea se venden en las provincias de Tien Giang, An Giang y en otras del suroeste y sureste del país.

En el nuevo año académico (en septiembre de cada año), o el Año Nuevo Lunar,  la aldea cerámica de Lai Thieu tiene la oportunidad de vender una gran cantidad de  sus productos cerámicos, pues en estas ocasiones especiales los padres suelen comprar huchas de cerdo para regalar a sus hijos, con las cuales ahorran el dinero de la suerte.- VNA 

Sus comentarios sobre este artículo ...
Otros