lunes, 24 de julio de 2017 - 21:40:11

Imágenes de adoración en la creencia de los vietnamitas

Lương Mai Phương VNA Impresión

Ciudad Ho Chi Minh (VNA)- Las imágenes utilizadas en rituales de adoración juegan un papel importante en la vida religiosa de los vietnamitas, y la colección de exhibida en el Museo de Bellas Artes de Ciudad Ho Chi Minh refleja parte de esta característica cultural única.
Estatua del Buda Ca Diep (Kassapa Buddha), del siglo XIX.

En su pensamiento acerca de los rituales y la cultura espiritual, los vietnamitas creen que sus antepasados son sagrados. Aunque han fallecido y viven en un mundo diferente, siempre están al lado de sus descendientes, los siguen y protegen de desafíos, y están dispuestos a darles ayuda para enfrentar los problemas. Los antepasados estarán felices cuando sus hijos y nietos logran éxito en sus vidas.

Por otra parte, los antecesores pueden asesorar a sus hijos en qué deben hacer y qué no deben hacer para no cometer errores contrarios a la sociedad y la tradición familiar. Puede decirse que este punto de vista juega un papel sumamente importante en la vida espiritual del pueblo vietnamita.

Los rituales de veneración están relacionados con una frase tradicional: "Cuando se toma el agua, se piensa en la fuente", la cual se transmite de generación en generación en Vietnam.

A través de los cultos, los hijos expresan su gratitud a sus padres y sus antepasados por darles la vida, así como a los genios comunales, cuya bendición piden para tener un buen tiempo, una cosecha especial y una vida próspera, y a los reyes del país y los héroes nacionales por defender y construir la patria.

Entre los grupos étnicos vietnamitas, hay rituales para adorar al dios del fuego, el genio del pueblo, el dios de las montañas y los bosques. En cada zona rural, siempre hay un templo dedicado al dios fundador-tutelar del pueblo que protege a los residentes locales de cualquier invasor y contra las calamidades naturales.

Los que siguen el budismo muestran estatuas de ese credo en el altar de sus hogares, entre las cuales las de Bodhisattva Guanyin y Sakyamuni siempre se colocan en el lugar más solemne.

Vietnam es una gran familia con 54 grupos étnicos que comparten la mayoría de los rituales de adoración. Son diversos en cuanto a los sujetos de veneración y el espacio.

En la colección de imágenes de culto expuestas en el Museo de Bellas Artes de Ciudad Ho Chi Minh hay diferentes figuras, incluyendo estatuas budistas para adorar en las pagodas, de los genios comunales para templos y otras populares como el dios de la tierra, el dios de la cocina, el dios de la montaña y la diosa del fuego hogareño.

Para los rituales de adoración, los artesanos hacen estatuas de madera, diversas en tamaños, modelos y diseños dependiendo de las localidades de los creyentes y sus caracteres étnicos.

Las estatuas budistas Khmer del sur de Vietnam son diversas en tamaño y modelo, que reflejan diferentes eventos relevantes de la vida de Buda, tales como su cumpleaños, su formación religiosa, su meditación y el logro del nirvana.

La colección única de objetos de veneración es valiosa, ya que ayuda a los espectadores a aprender más acerca de los rituales tradicionales del pueblo vietnamita, así como a disfrutar de esculturas folclóricas únicas y delicadas hechas por artesanos hábiles.-VNA

Sus comentarios sobre este artículo ...
Otros