Yakarta (VNA)- Indonesia declaró oficialmente al clérigo radical islámico Aman Abdurrahman como el principal sospechoso de un atentado suicida con bomba perpetuado en Yakarta el 14 de enero del año pasado, que segó la vida de ocho personas.
Aman Abdurrahman (centro) (Fuente: Reuters)

El portavoz de la policía nacional, Setyo Wasisto, acusó a Aman Abdurrahman, líder de una red de extremistas afiliados al grupo autodenominado Estado Islámico (EI), de orquestar el ataque terrorista desde la cárcel.

Abdurrahman fue uno de los más de 90 mil presos a los que se concedió una liberación anticipada por el Día de la Independencia el 17 de agosto de este año.

Sin embargo, no pudo salir en libertad por su arresto bajo sospecha de orquestar diferentes ataques mientras estaba encarcelado por su papel en la organización de un campo de entrenamiento de rebeldes radicales en 2010.

La policía describe al clérigo de 45 años de edad, cuyo nombre real es Oman Rochman, como el principal traductor indonesio de la propaganda del EI y el líder de Jemaah Anshourut Haulah, una red de casi dos docenas de grupos extremistas indonesios que se formaron en 2015.

En la actualidad, persiste una gran preocupación por el aumento de militantes extremistas en Indonesia, país que tiene la mayor población musulmana del mundo. Los simpatizantes del EI han llevado a cabo una serie de ataques en su mayoría de bajo nivel en los últimos años, y existe temor por el regreso a casa de cientos de indonesios que han ido a Siria para apoyar al mencionado grupo terrorista.

En los últimos tiempos, Indonesia sufrió algunos atentados suicidas realizados por grupos rebeldes relacionados con el EI, incluidos dos ataques con bombas el 24 de mayo en la zona oriental de Yakarta, que dejó a tres policías muertos y a otros seis heridos. –VNA