Foto de ilustración (Fuente: VNA)
Hanoi (VNA) – Vietnam sigue siendo por 12 años consecutivos el mayor exportador de anacardo en el mundo gracias a que la industria posee tecnologías avanzadas y crea marcas de procesamiento de estos frutos secos en el mercado internacional.

Sin embargo, existen en la industria varios desafíos, tanto internos como externos, según señaló el presidente de la Asociación nacional de Anacardo (Vinacas), Nguyen Duc Thanh.

Numerosas empresas actualmente están interesadas en invertir en el comercio de anacardo en lugar de centrarse en el procesamiento, causando desorden en el mercado y afectando negativamente a la cadena de valor de ese sector.

Además, la industria de procesamiento de anacardo depende demasiado de la compra de nueces sin tratar.

El año pasado, las empresas nacionales importaron una cantidad récord de 1,06 millones de anacardo crudo, mayormente desde África.

Además de ser uno de los mayores compradores de anacardo procesado de Vietnam, China también es un rival potencial de la industria, indicó Duc Thanh.

Actualmente, las empresas chinas están construyendo dos fábricas de procesamiento de anacardo en Costa de Marfil, el mayor productor de ese fruto seco en África, así como invirtiendo en otras tres provincias fronterizas de Vietnam.

Las empresas vietnamitas deben continuar avanzando en la introducción de tecnologías y equipamientos en el sector, para garantizar los estándares de seguridad alimentaria, y mejorar la calidad de anacardo procesado, que son los puntos fuertes de la industria, recomendó el funcionario.

Con un ingreso de dos mil 800 millones de dólares por exportaciones de anacardo semiprocesado y 200 millones adicionales por los envíos de anacardo procesado y aceite derivado del rubro, el país registró el año pasado un crecimiento de 19,1 por ciento con respecto a 2015, de acuerdo con las cifras de Vinacas.

Estados Unidos, Países Bajos y China constituyen principales mercados receptores de este producto exportable de Vietnam. VNA
VNA-ECO