La violencia doméstica constituye un problema preocupante para Vietnam, cuyas víctimas en su mayoría son mujeres. Es aún más problemático que en muchos casos, la violencia no es reportada.