Hanoi (VNA)- La Fiscalía Popular de Hanoi concluyó el acta de acusación para emprender el procedimiento legal contra dos ciudadanos japoneses por el contrabando de siete estatuas de Buda de oro, valoradas en casi 307 mil dólares.

Se tratan de los sujetos Iwamura Masakazu de 46 años de edad (exdirector de la compañía RG Innovation- entidad intermediaria para el envío de trabajadores vietnamitas a Japón-) y Kitada Takayoshi de 34 años, ambos oriundos de la prefectura nipona de Gunma.

Según el acta, Masakazu encargó a Takayoshi la compra y también el traslado hacia Japón de las obras escultóricas de oro del país indochino a la nación esteasiática por una remuneración prevista de alrededor de 700 dólares.

Pese al camuflaje de las obras de casi siete kilogramos en total con una capa plateada, la aduana vietnamita en el aeropuerto de Noi Bai detectó en agosto pasado la carga ilegal.- VNA