sábado, 22 de julio de 2017 - 9:36:55

La belleza de la colección de animales sagrados folclóricos vietnamitas

Đặng Thu Trang source Impresión

Ciudad Ho Chi Minh, 26 ene (VNA)- Con pasión y dedicación a la cultura folclórica nacional, Nguyen Thi Tu Anh (residente en el distrito 9,  Ciudad Ho Chi Minh) ha coleccionado durante 20 años más de un centenar de Nghe (animal mitológico vietnamita) de diferentes materiales: piedra, barro, madera, cerámica y cobre, con diferentes tamaños y colores.

Nghe pintado de rojo y dorado de 200 años de antigüedad (Fuente: Revista Vietnam)

Es un animal sagrado típico de la cultura vietnamita desde siempre y un símbolo de lealtad e intelectualidad. También expresa el poder y el respeto, al estar ubicado generalmente en sitios sagrados como templos, pagodas y casas comunales.

En su casa, los Nghe de cientos de años  de edad están colocados en todas partes, incluyendo armarios, estanterías y escaleras.

Actualmente, Tu Anh tiene más de cien piezas de piedra, cerámica, madera, barro y cobre, con diferentes tamaños y colores.

Al comentar el origen de esta colección tan valiosa, Tu Anh relató que ella era una guía turística con oportunidad de viajar a todo el país y cada vez que llevaba a los excursionistas a visitar mausoleos, templos y pagodas, la visión de estos  hermosos y antiguos nghe le despertaba el amor a este tipo de animal sagrado. Además, piensa que colectar estas figuras es también una manera de retener una parte de la cultura espiritual de los vietnamitas antiguos.

Ese animal realmente es un símbolo único de los vietnamitas y está presente en los cantos folclóricos. Es una combinación de muchas especies diferentes de animales sagrados, que muestra la fuerza, la inteligencia y la agilidad. Parece un perro en su aspecto, pero lleva la  majestad del león, así como el poder y la fuerza del dragón y también  la imagen del ave fénix y la grulla.

Según Tu Anh, en la vida espiritual, para los vietnamitas ese animal ha sido tan importante como el dragón o el ave fénix, pues es  considerado como icono intelectual al cargar ofrendas de lámparas o velas, y se colocaba en lugares sagrados o en casas de los nobles.

“Durante la recolección, cada vez me apasiono más, al conocer las técnicas de confección de los nghe, con mucho cuidado de los antepasados. Cada figura tiene su forma propia, pues están imbuidos del alma y el carácter de los artesanos que los crean. Unos aparecen fuertes y furiosos y otros muy tiernos y amables”, dijo.

Además, su pintura se conserva aunque han pasado cientos de años, añadió Tu Anh.

Puede decirse que la época más próspera del Nghe fue desde la dinastía Ly hasta el final de la dinastía Nguyen (Tay Son, siglos XI al XVIII). Durante ocho siglos, fue usado en todas partes, desde lugares majestuosos como palacios, templos y mausoleos, hasta las casas rústicas, y era imprescindible en los lugares de culto. En las iglesias, el nghe también estuvo presente con el mismo significado de la inteligencia. En las casas de los nobles, había pares del animal junto a las columnas.

 “Me siento muy feliz porque mi colección fue exhibida  en un espacio  muy bello, en un momento significativo, y recibió mucha atención de los amigos internacionales y coleccionistas. Y gracias a esta oportunidad, numerosos vietnamitas conocen que el nghe es también es un animal sagrado típico de la cultura nacional”, expresó la coleccionista-VNA

VNA-CUL

Sus comentarios sobre este artículo ...
Otros