Lee Hsien Loong (Fuente: AFP)
El primer ministro singapurense, Lee Hsien Loong, manifestó su satisfacción ante la conclusión de las negociaciones del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP) tras cinco años calificándola como “momento histórico”.

En una publicación en su Facebook pocas horas después de este importante evento, el jefe de gobierno afirmó que el acuerdo ampliará el acceso de los exportadores nacionales a los mercados integrantes, mientras los inversores gozarán de un “campo de juego” más abierto y nivelado.

Además, TPP brindará más oportunidades a las empresas medianas y pequeñas en las naciones y a largo plazo, el pueblo singapurense disfrutará de mayor prosperidad y más empleos, añadió.

Mientras, el ministro de Comercio e Industria, Lim Hng Kiang, aseguró que TPP transformará Asia – Pacífico al reducir las barreras arancelarias y no arancelarias aplicadas para tanto mercancías como servicios, estimulando mayores inversiones y resolviendo los nuevos desafíos comerciales en la economía moderna.

El Tratado también actualiza regulaciones comerciales que describe como “robustas y equitativas” para impulsar la competencia leal, así como la administración eficiente, la renovación y el desarrollo de la economía digital, agregó.

De acuerdo con el titular, TPP posibilitará a las compañías singapurenses a operar con mayor facilidad y confianza en la región, además de ampliar su acceso a diversas de las economías más potentes en el mundo – tales como Estados Unidos y Japón – y abrirá la puerta a nuevos mercados como Canadá y México, países que todavía no firman ningún tratado de libre comercio con Singapur.

El director ejecutivo de la Federación Empresarial nacional, Ho Meng Kit, dijo que el pacto robustecerá el crecimiento económico del país, pues TPP creará un gigante mercado con 800 millones de consumidores y un Producto Interno Bruto de hasta 30 billones de dólares.

La economía no se ha recuperada, todavía inferior a los niveles antes de la crisis financiera, señaló atribuyendo la situación a la existencia de diferentes obstáculos en el comercio e inversión internacional.

Asimismo, la reforma estructural debe ser realizada por múltiples economías, y TPP, como un tratado comercial de alto estándar, servirá como catalizador para el crecimiento, concluyó.

Datos oficiales de Singapur señalan que las exportaciones a países de TPP ocupan el 30 por ciento de las ventas nacionales, o sea, 230 mil millones de dólares, e igual porcentaje de la inversión extranjera directa depositada en el país, a casi 185 mil millones de dólares. – VNA