Cao Bang, Vietnam, (VNA) Las localidades vietnamitas y chinas de las zonas fronterizas dedican esfuerzos por impulsar los nexos bilaterales, basándose en el fortalecimiento de las relaciones de hermandad.

A partir de 2015, ocho pares de comunas de los dos países establecieron relaciones de hermandad, con el fin de elevar las buenas relaciones tradicionales binacionales.

Gracias al establecimiento de esos lazos, los pueblos limítrofes realizan conjuntamente actividades de propaganda sobre la unidad y la amistad entre los dos países, en contribución al establecimiento de una zona contigua de paz, amistad, cooperación y desarrollo estable.

Por otro lado, el hermanamiento entre las comunas de las dos naciones constituye una buena ocasión para el mejoramiento del control de las zonas fronterizas, en aras de reducir la pobreza y elevar la calidad de vida de la población local, de acuerdo con las autoridades de ambas partes. –VNA