Hanoi (VNA) La reestructuración del sistema crediticio de Vietnam en el período 2011-2015 logró notables resultados, en contribución a formar una estructura financiera saludable y fuerte, según valoraciones de economistas. 

El gobernador del Banco Estatal de Vietnam (BEV), Nguyen Van Binh (Fuente:VNA)

Sin embargo, a los administradores les duelen la cabeza por buscar las soluciones necesarias para cumplir las metas trazadas en los próximos tiempos. 

A inicios del 2015, el gobernador del Banco Estatal de Vietnam (BEV), Nguyen Van Binh, afirmó que en la primera fase del proyecto (2011-2015), su entidad sólo se centró en la solución de los bancos más débiles, eslabones frágiles en la estructura bancaria, para evitar un derrumbe “domino”. 

En el segundo plazo, el BEV lo ejecutará de forma más sincrónica e integral para todas las entidades bancarias, dijo. 

La vicegobernadora Nguyen Thi Hong precisó que se trata de un proceso consecutivo y el BEV seguirá de cerca el progreso de reorganización sectorial con el fin de adoptar soluciones oportunas para resolver dificultades sugerentes. 

Las instituciones débiles serán reestructuradas de raíz, mediante la unificación y fusión voluntaria, ratificó y agregó que el BEV intervendrá con medidas fuertes en los casos necesarios para garantizar la seguridad del sistema bancario. 

Paralelamente, fomentará la capacidad administrativa a través de nuevos mecanismos como la publicación, transparencia de informaciones y promoción de cotizar las acciones en la bolsa de valores, implementar las soluciones de controlar y solucionar el asunto de propiedad cruzada y violaciones a las leyes sobre posesión de capitales, y acelerar el retiro de capitales de inversión en los sectores con riesgos, ineficiencia, especialmente en ramas y esferas sin financieras. 

De acuerdo con el economista Vu Dinh Anh, es necesario formar este año el sistema de los entes crediticios sobre la base de garantizar plenamente la competitividad de tanto la estructura como cada banco comercial, en el contexto de integración internacional con una serie de compromisos bilaterales y multilaterales que entrarán en vigor después de 2015. 

La reestructuración no solo pretende sanear y fomentar cada institución crediticia sino establecer algunas entidades saludables y fuertes de nivel regional e internacional conforme al modelo de grupo financiero y bancario, enfatizó. 

Para alcanzar el objetivo como lo desea, el vicepresidente del Comité nacional de supervisión financiera Truong Van Phuoc subrayó la necesidad de seguir aplicando las soluciones para garantizar la eficiencia de las operaciones de las sociedades crediticias. 

Es necesario realizar las reformas jurídicas amplias y profundas en apego con otros elementos del programa de estructuración económica como la reorganización de las empresas estatales, inversión pública, agricultura y renovación administrativa, opinó el ex-titular del Comité nacional de supervisión financiera, Le Xuan Nghia. 

Los resultados logrados en el lustro 2011-2015 sirven de base para desarrollar hasta 2020 el sistema de las instituciones crediticias multifuncionales, saludables y fuertes con el fin de satisfacer la demanda sobre servicios financieros y bancarios de la economía.-VNA