Kuala Lumpur (VNA) – El gobierno de Malasia decidió aplazar por un año la aplicación de la nueva regulación sobre la tributación de los trabajadores extranjeros en ese país.  
En el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur (Fuente: AP)

En virtud de esa política, los empleadores en Malasia tendrán que pagar las tasas de sus trabajadores extranjeros a partir de 2017, anunció el 31 de diciembre pasado el viceprimer ministro Ahmad Zahid Hamidi.

Si esa regulación es aplicada, será una buena noticia para los empleados foráneos, quienes deben pagar un alto impuesto que puede llegar a 560 dólares en algunos sectores.

Sin embargo, representantes de los empleadores y propietarios de varias grandes empresas llamaron al gobierno a reconsiderar esa regulación.  

El ministro de Transporte, Liow Tong Lai, dijo que la posposición fue adoptada después de que el ministro de la Oficina del Primer Ministro, Paul Low, presentó una evaluación integral referida al Compromiso mandatorio del empleador.

El gobierno intenta estudiar un mecanismo apropiado y favorable para los sectores económicos que utilizan a trabajadores extranjeros, que pueda garantizar el crecimiento y a la vez no provocar problemas socioeconómicos, añadió Liow.  

También informó que el primer ministro, Najib Razak, estudiará ese asunto y trabajará con los Ministerios de Interior y de Recursos Humanos para buscar soluciones satisfactorias. – VNA