Kuala Lumpur (VNA) - Malasia construyó una nueva base militar en el distrito de Bagan Batoh, en el estado Perak, para proteger las fronteras marítimas y terrestres de las amenazas de seguridad, incluida la del grupo autodenominado Estado Islámico. 

Soldados malasios (Fuente: AFP/VNA)

El ministro de Defensa, Hishammuddin Hussein, informó que el nuevo establecimiento se erigió sobre una superficie de 142 hectáreas en el distrito Hutan Melintang y es la guarnición del batallón 23 de la Infantería Real y del regimiento de artillería real con más de mil soldados. 

La base contribuye a intensificar la supervisión en el mar de Bagan Batoh entre Malasia e Indonesia, garantizar la seguridad y promover las actividades económicas, dijo. 

A pesar de que la economía nacional enfrenta dificultades, indicó, Malasia continúa reforzando la capacidad del ejército para proteger la seguridad marítima y transnacional. – VNA