Kuala Lumpur (VNA) - Ocho indonesios fueron deportados de Malasia, después de que las autoridades locales detectaron el logotipo del autodenominado Estado Islámico (EI) en uno de sus teléfonos móviles, confirmó Muhammad Iqbal, director de protección ciudadana de la cancillería de Indonesia.
 
Policías malasias en trabajo (Fuente: Sputnik)

El funcionario citó los resultados de la investigación de que las personas deportadas eran estudiantes de una escuela en la provincia indonesia de Sumatra Occidental.

Ellos realizaron viajes a Malasia y la provincia tailandesa de Pattani para participar en un programa de estudio, precisó.

El 9 de enero, se les impidió entrar a Singapur desde el estado malasio de Johor, luego de que los funcionarios singapurenses de inmigración encontraron el logotipo del EI en un teléfono móvil perteneciente a uno de los ocho, detalló.

La policía antiterrorista de Malasia llevó a cabo una investigación sobre los ocho indonesios al día siguiente y concluyó que el logotipo del EI fue guardado involuntariamente en el teléfono móvil a través de los medios de comunicación social, dijo Iqbal.

Añadió que las autoridades malasias los deportaron al instante, y los ocho estudiantes están ahora bajo la custodia de la policía de la provincia indonesia de Riau. –VNA