Kuala Lumpur, 31 dic (VNA) - A partir del próximo mes, los comerciantes en Kuala Lumpur que violen la prohibición del uso de bolsas de plástico y cajas de polietileno recibirán una multa de hasta 500 dólares. En cambio, es obligatorio utilizar materiales biodegradables.

Foto de ilustración (Fuente: The Star)


La medida es parte de los esfuerzos para convertir a la capital de Malasia en una ciudad libre de plástico, anunció Loga Bala Mohan, ministro de Territorios Federales de este país sudesteasiático.

También tiene como objetivo mejorar la conciencia pública sobre la amenaza de las cajas de plástico y polietileno para la salud y el medio ambiente, informó.

Sin embargo, la pena se llevará a cabo en los próximos nueve meses a fin de dar al público el tiempo para acostumbrarse a los nuevos materiales.

Las autoridades locales también estimulan a consumidores a llevar sus propios contenedores al hacer compras.

Según Loga Bala Mohan, el gobierno de Kuala Lumpur coordinó con proveedores de productos biodegradables para satisfacer la necesidad de este producto.

El uso de contenedores de biomateriales fue lanzado en Malasia el 3 de junio pasado como el primer paso para lograr el objetivo de deshacerse de los envases de plástico y polietileno. – VNA

VNA- MAN