Kuala Lumpur (VNA)- Los 117 trabajadores norcoreanos en el Estado de Sarawak, cuyos permisos laborales se vencieron, deben presentarse en el Departamento de Migración de Malasia (DMM) dentro de una semana.
El jefe del DMM, Mustafar Ali (Fuente: thesundaily.my)

Los empleadores de las empresas donde trabajan también tienen una semana a partir de hoy para llevar a sus trabajadores a presentarse, según la agencia de noticias local Bernama.

El jefe del DMM, Mustafar Ali, dijo que esas personas serán vigiladas porque ahora son trabajadores ilegales.

Ellos pueden presentarse y regresar a su país de acuerdo con el programa de deportación voluntaria, indicó.

Además, cada persona tendrá que pagar una multa de 68 dólares y 23 dólares para la compra de boletos sólo de ida, agregó.

En marzo pasado, el Departamento de Migración de Malasia expulsó a 55 empleados norcoreanos. – VNA