Ciudad Ho Chi Minh (VNA) – El nuevo entrenador de la selección nacional de fútbol sala de Vietnam, Miguel Rodrigo, fijó el objetivo de convertir el equipo en uno de los cuatro mejores de Asia y conseguir un boleto para la Copa Mundial 2020.


Durante una ceremonia de presentación efectuada hoy, Rodrigo afirmó que junto con tácticas y conocimientos técnicos, transmitirá a sus discípulos la confianza para obtener numerosos éxitos en el futuro.

Por su parte, el presidente de la Federación de Fútbol de Vietnam, Le Hoai Anh, destacó que el entrenador español posee todas las cualidades que necesitan la selección nacional, y confió en que Rodrigo ayudará al equipo vietnamita a lograr triunfos en los próximos eventos deportivos.

Con anterioridad, Miguel Rodrigo, de 46 años, firmó un contrato de tres años con la Federación de Fútbol de Vietnam.

Nacido en Valencia, el español tuvo cinco años de experiencia como jugador profesional de fútbol de sala antes de convertirse en un entrador a los 21 años.

Rodrigo trabajó de 1991 a 2008 con clubes de Rusia, Italia y España, que son los principales centros de futsal en el mundo. 

Fue entrenador de la selección de Japón de 2009 a 2016. Durante esos años, ayudó al equipo nipón a coronarse dos veces en el campeonato de Asia en 2012 y 2014. –VNA