Manila (VNA)– La isla de Mindanao en el sur de Filipinas podría convertirse en un nuevo campo de batalla para extremistas regionales si la alianza terrorista Maute- Abu Sayyaf se mantiene atrincherada en la ciudad de Marawi.
Thomas Sanderson (Fuente: CSIS)

Así lo advirtió el director del proyecto de investigación sobre las amenazas transnacionales del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, con sede en Washington), Thomas Sanderson.

En una audiencia ante el subcomité de Asia- Pacífico del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Sanderson subrayó la necesidad de adoptar una solución a corto plazo para los enfrentamientos en Marawi y una medida a largo plazo para los problemas pendientes en Mindanao.

Enfatizó que esa isla filipina podría convertirse en un blanco importante del autodenominado Estado Islámico (EI).

Los ataques en Marawi fueron las actividades principales del EI en el Sudeste de Asia, con la participación de más de 500 extremistas armados, destacó.

Indicó la posibilidad de la instauración de un califato islámico, hecho que sentará la base para una lucha de poder entre grupos radicales y fuerzas gubernamentales.

Al recomendar soluciones, Supna Zaidi Peery, analista del Proyecto antiextremismo, sugirió erradicar las campañas de propaganda extremista en Internet y redes sociales. – VNA

​\