Hanoi (VNA)- El Ministerio vietnamita de Transporte exigió a Uber y Grab suspender los servicios compartidos, denominados respectivamente como UberPOOL y GrabShare.

Foto de ilustración. (VNA)

Esa demanda es también aplicada a todas las compañías de taxis que forman parte del proyecto piloto de aplicación científica y tecnológica para apoyar a la administración y la conexión entre los pasajeros y los carros contratados.

Según representantes de la cartera, ese servicio puede causar inconveniencias a los clientes, argumentando además que para cada ruta, los pasajeros hacen reservas para todo el auto, no solo algunos puestos.

Añadieron que la exigencia tiene como objetivo garantizar los derechos de los clientes y prevenir también cualquier problema que se pueda causar por el GrabShare y UberPOOL.

Cualquier violación podría enfrentar una multa de alrededor de 175 a 260 dólares, precisaron.

El grupo Grab inició a principios de mayo pasado el GrabShare en Hanoi y Ciudad Ho Chi Minh, servicio que, según gerentes de la compañía, permite dos reservas distintas para un itinerario, provee opciones para ayudar a los pasajeros a ahorrar gastos al respecto y contribuye a elevar el ingreso de los conductores y a disminuir la congestión de tránsito.

Por su parte, Uber estudió emprender igual solución nombrada UberPOOL.- VNA