Mujeres vietnamitas, dinámicas en actividades sociales, y excelentes en asuntos familiares (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA) – Las mujeres vietnamitas fueron caracterizadas por su heroicas contribuciones a la causa de independencia extendida a lo largo de la historia milenaria del país, así como por su papel en la construcción y preservación de la familia, el núcleo de la sociedad.

En este tiempo moderno, mucho ha cambiado. Las féminas siguen siendo el factor clave de cada familia, pero se incorporan de una manera más dinámica y creativa a todos los ámbitos, contribuyendo significativamente al desarrollo socioeconómico del país, así como al mantenimiento de la estabilidad política y la defensa – seguridad nacional, y al fortalecimiento de las relaciones externas.

Las mujeres vienen confirmando su posición importante en la sociedad. Cada vez hay más políticas, líderes femeninas, científicas y empresarias exitosas.

Particularmente en el ámbito político, la voz femenina ganó una influencia cada vez mayor: el 24,4 por ciento de los escaños en la Asamblea Nacional (parlamento, XIII legislatura) son ocupados por mujeres, y esa cifra en los organismos estatales de nivel distrital o más alto es de 31 por ciento. Numerosos cargos importantes en los órganos del Partido y el Estado también son desempeñados por mujeres.

Por otro lado, las féminas representan más de la mitad de la fuerza laboral y ocupan buena parte de los puestos en sectores como educación, industrias procesadoras, textil y confecciones, calzado, comercio y servicios. Notablemente, su participación en las ramas que requieren alto nivel profesional y técnico resulta cada vez mayor.

En los últimos tiempos, numerosas mujeres emprendedoras tomaron la vanguardia en el establecimiento de modelos de economía colectiva adecuados con las demandas de las féminas y del mercado. Actualmente más de mil 220 cooperativas crean empleos para 18 mil trabajadoras, lo que no sólo impulsa el progreso económico sino más allá, acelera la construcción de nueva ruralidad, una tarea estratégica de todo el país.

Cabe destacar que un cuarto de la comunidad empresarial son mujeres.

En otras esferas, tales como educación, salud, ciencia – tecnología y reducción de pobreza, las contribuciones de las féminas son también notables. Durante el periodo 2010 – 2015, el país registró casi 600 profesoras tituladas y profesoras adjuntas, mientras más de dos mil mujeres aprendieron a aplicar nuevas tecnologías en la agricultura.

Respecto al papel de la mujer en el proceso de industrialización y modernización, una Resolución del Buró Político del décimo mandato afirma que en todos los tiempos, las féminas siempre han constituido una fuerza potente, que ha contribuido enormemente al desarrollo socioeconómico, a la construcción de una nación de independencia y autodeterminación, así como a la lucha contra los invasores, para salvaguardar la independencia del pueblo. – VNA