NayPyiTaw​  (VNA) El gobierno birmano y ocho grupos armados étnicos lograron consenso en buscar soluciones para evitar la continuidad de los enfrentamientos, según un comunicado hoy del Comité Conjunto de Monitoreo de Cese de fuego (JCMC, inglés) de Myanmar.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


La decisión se dio a conocer tras una negociación de tres días en el Centro birmano de la Paz en Rangún sobre los pasos después del establecimiento del Acuerdo Nacional de Tregua (NCA, inglés), especialmente en el contexto de que unas cuatro mil personas abandonaron sus casas en las recientes luchas entre dos agrupaciones armadas en el estado sureño de Shan.

El gobierno birmano y ocho grupos armados étnicos sellaron el NCA el 15 de octubre pasado con el objetivo de poner fin a décadas de conflictos civiles, y luego fundaron el JCMC y el Comité de Diálogo conjunto sobre la paz de la Unión (UPDJC).

EL JCMC, que incluye diez representantes del gobierno y estos grupos, juntos con seis miembros civiles, asume la responsabilidad de supervisar el despliegue del NCA.

Mientras tanto, el UPDJC, integrado por 16 representantes del gobierno, grupos armados étnicos y organizaciones políticas, debe elaborar un marco para los diálogos políticos.

En la actualidad, siete grupos armados étnicos todavía no han firmado el NCA, entre ellos hay que contar el grupo de Ejércitos de Liberación Nacional de Ta'ang, una de las dos agrupaciones que generan los conflictos mencionados en el Sur de Myanmar. –VNA