Hanoi (VNA)- La música cortesana Nha nhac, primer patrimonio intangible de Vietnam reconocido por la UNESCO, constituye un ejemplo de la creación cultural del pueblo vietnamita. 

Un espectáculo de Nha Nhac

Surgida en la dinastía Ly (1010-1225), Nha Nhac floreció durante la Nguyen (1802-1945) al ser considerada símbolo de la eternidad del poder real y la prosperidad de los reinados. 

Nha nhac se ejecutaba en ceremonias importantes, como coronaciones, rituales de Xa Tac para orar por el buen tiempo y la abundante cosecha, y de Nam Giao dedicado al Cielo y la Tierra durante los primeros días del Año Nuevo Lunar. 

Los instrumentos utilizados para su presentación en el siglo XVIII incluían un tambor, una castañuela, dos flautas de bambú, un laúd de tres cuerdas, un violín de dos cuerdas y tres platillos de bronce. 

Esta música se acompaña con danzas de dragón, león, tortuga y fénix, ejecutadas con farolillo y abanicos. 

Los reyes de la dinastía Nguyen priorizaron la construcción de los teatros Duyệt Thị Đường, en el palacio real; el Minh Khiêm Đường, en la tumba del rey Tự Đức, y Mai Viên, en la residencia del ministro Dao Tan, un maestro del drama clásico. 

Después de 1975, las autoridades de la provincia central de Thua Thien-Hue adoptaron numerosas medidas encaminadas a la conservación y desarrollo de Nha nhac. 

El 7 de noviembre de 2003, la UNESCO reconoció Nha nhac como Obra Maestra del Patrimonio Cultural Oral e Inmaterial de la Humanidad. 

En los últimos diez años, el Centro de Conservación de Reliquias de Hue se esfuerza por colectar, preservar y restaurar decenas de danzas imperiales y recuperar los conjuntos de campana de bronce y gong de piedra, entre otros. 

Dedicó también 400 mil dólares a la remodelación y puesta en operación del Teatro Duyệt Thị Đường. 

Además de popularizar ese género en los medios de comunicación, Thua Thien-Hue despliega proyectos de enseñanza técnica e interpretación para las nuevas generaciones. 

En septiembre de 1996, el primer proyecto de formación Nha nhac se inició en la Universidad de Artes de Hue, con 15 estudiantes especializados en instrumentos musicales.

Durante los festivales de Hue en los años 2004, 2006, 2008 y 2010, las presentaciones de artes reales, especialmente Nha nhac, impresionaron a los turistas tanto nacionales como extranjeros. 

Hoy en día, Nha nhac no solo es un valioso tesoro de Vietnam, sino también de la humanidad. 

Junto a la antigua capital de Hue, reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1993, Nha nhac contribuye a ratificar la posición del país en la mapa global como un centro de especial matiz cultural y turístico en el mundo. –VNA