Washington​ (VNA) – “China recurre al viejo estilo de la fuerza hace el derecho, en lugar de trabajar mediante leyes y normas internacionales para establecer reclamaciones y resolver las disputas”, dijo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama(Fuente: AFP/VNA)


El inquilino de la Casa Blanca hizo el comentario durante una entrevista con el Canal de Noticias de Asia (Channel NewsAsia), antes de las informaciones de un aparente despliegue de misiles tierra-aire en la isla de Phu Lam (conocida internacionalmente como Woody), en el archipiélago vietnamita de Hoang Sa (Paracels).

En la entrevista televisada ayer, Obama dijo que la forma de reacción de China produjo “notables riesgos del conflicto” en el Mar del Este. Subrayó que Beijing debe cesar sus actos unilaterales, y reafirmó que el cumplimiento de las regulaciones vigentes y el derecho internacional beneficiará a todas las partes.

Recordó que cuando se reunió con el presidente chino, Xi Jinping, en la Casa Blanca en septiembre pasado, este le dio la seguridad de que China no militarizaría las zonas en disputa en esas aguas.

En cuanto a las actividades de vigilancia que Estados Unidos está realizando cerca de las islas artificiales construidas por China, Obama declaró que son acciones para garantizar la libertad de navegación marítima en la zona.

Washington no acepta actos unilaterales de China o de cualquier otro país que podrían impedir el flujo comercial y la libertad de circulación en esa región, declaró.

Con anterioridad, el 19 de este mes, el portavoz de la Cancillería vietnamita, Le Hai Binh, expresó la preocupación profunda de Vietnam sobre esas acciones de Beijing que infringen la soberanía vietnamita sobre el archipiélago de Hoang Sa y amenazan seriamente la paz y estabilidad en la región, así como la seguridad y libertad de navegación aérea y marítima en el Mar del Este.

Vietnam exige a China el cese inmediato de las actividades ilegales en el archipiélago vietnamita de Hoang Sa, anunció Hai Binh al responder a la prensa sobre la reacción de Hanoi respecto a la información de algunos canales televisivos y agencias de noticias extranjeros sobre la construcción de una base militar de helicópteros en la isla de Quang Hoa (Duncan) y la colocación de misiles tierra-aire HQ-9 en la isla de Phu Lam, en Hoang Sa.

El mismo día, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Vietnam entregó a la Embajada de Beijing en Hanoi una nota diplomática en la que manifiesta su oposición a las actividades ilegales de la parte china.

Asimismo, la misión permanente vietnamita ante las Naciones Unidas (ONU) envió una nota diplomática al secretario general de la ONU para pedir la circulación de la mencionada nota diplomática de la Cancillería de Vietnam.

Vietnam dispone de suficientes evidencias jurídicas e históricas para ratificar su soberanía indiscutible sobre los archipiélagos de Hoang Sa y Truong Sa (Spratlys).

China ocupa, por medio de la fuerza, Hoang Sa desde 1974. Beijing estableció la llamada “ciudad de Sansha” en la isla de Phu Lam, en este archipiélago, a partir de julio de 2012, con la intención de monopolizar los archipiélagos en el Mar del Este, incluidos Hoang Sa y Truong Sa de Vietnam.

La nación indochina declaró, en repetidas ocasiones, que la ocupación por fuerza de China sobre Hoang Sa y Truong Sa es inválida y exigió a Beijing poner fin inmediato a las acciones que infringen la soberanía de Vietnam sobre esos archipiélagos. -VNA